glutatión

Protectores de estómago, desprotectores de…

Protectores de estómagoEn esta entrada voy a hablar de los llamados (o mal llamados así, después lo veremos) protectores de estómago, más concretamente del conocidísimo omeprazol. Es el segundo medicamento más consumido después del paracetamol, ¿quien no ha tomado en su vida este medicamento? Que vaya por delante que con esta entrada quiera asustar a nadie, no es mi intención. Si te ha recetado omeprazol un médico, debes tomarlo, ya que no tomarlo podría acarrear consecuencias mucho peores. Lo que si haré es describir algunos de los efectos secundarios que lleva el consumo descontrolado de este medicamento (la parte química de estos efectos secundarios, claro está).

Dicho esto, pongamos en su sitio al omeprazol. El omeprazol es una droga (medicamento) utilizado para prevenir la acidez de estómago (reflujo gástrico, úlcera de estómago, etc…) perteneciente al grupo de los “inhibidores de la bomba de protones”.

Paracetamol, ¿es tan seguro como parece?

bodegon-paracetamolEn esta entrada voy a hablar del N-acetil-p-aminofenol o acetaminofenol (de N-acetil-para-aminofenol)mas conocido como paracetamol (de para-acetil-aminofenol). El paracetamol es un fármaco con propiedades analgésicas y antipiréticas, pero sin propiedades antiinflamatorias destacables que actúa inhibiendo la síntesis de prostaglandinas, mediadores celulares responsables de la aparición del dolor. Se presenta habitualmente en forma de cápsulas, comprimidos, supositorios o gotas de administración oral y es un ingrediente frecuente de una serie de productos contra el resfriado común y la gripe. A dosis estándar es casi seguro, pero debido a su bajo precio y amplia disponibilidad han dado como resultado frecuentes casos de sobredosificación. ¿Os habéis fijado que a pesar de ser un medicamento de uso pediátrico lleva tapón de seguridad para niños?, esto no es por casualidad, sino para evitar que se lo puedan beber y alcancen la dosis tóxica.

El oscuro secreto del poleo

Mentha_pulegium
fig. 1, ilustración moderna del poleo (propiedad de wikipedia)

El poleo (Mentha pulegium), también llamado menta poleo, es una de las especies más conocidas del género Mentha. Es una planta herbácea de la familia de las labiadas (al igual que sus primos la menta, la albahaca, el orégano y el tomillo), es perenne, cespitosa y de raíces rizomatosas que crece espontáneamente en sitios húmedos o junto a cursos fluviales en toda la cuenca del mar Mediterráneo y en Asia occidental. Tiene propiedades carminativas, relajantes e incluso como emenagoga, además de cierta acción como expectorante y antitusiva.

Toda la planta contiene aceite esencial (entre 0,5 a 1 %) a base de pulegona, mentolmentona, limoneno (ver fig. 3) y de otros compuestos con estructura similar ( isomentona, piperitenona, alfa y beta-pineno) [1] . Es un aceite esencial digestivo y tónico estomacal, expectorante y antitusígeno, emenagogo y antiespasmódico, vermífugo y antiséptico. No es aconsejable para gente que padece afecciones del hígado ya que la pulegona, que es el principio activo en mayor concentración (hasta un 85 % del aceite esencial), tiene un efecto altamente hepatotóxico, además de ser abortivo en animales.