estupefacientes

Krokodil, la droga caníbal

Krokodil, un derivado de la morfinaHace unos días aparecía en algunos medios de comunicación la detección del primer caso en España, y concretamente en Castellón, del uso de una droga sintética conocida como krokodil o “droga caníbal” [1, 2, 3, 4]. Su principio activo es la desomorfina o dihidrodesoximorfina, por lo que deducimos que es un derivado de la morfina, un opiáceo. Su nombre proviene del ruso крокодил, “krokodil“, que obviamente significa ‘cocodrilo’, y probablemente derive de uno de los intermedios, la clorocodida, que se produce en su síntesis clandestina. También es probable que su nombre derive del aspecto de la piel de los consumidores habituales de esta droga.

Lo cierto es que no es una droga nueva, ya que se conoce desde 1932, cuando fue sintetizado en Estados Unidos como un análogo a la morfina, aunque 8 o 10 veces más potente. Además se comercializó en Suiza con el nombre Permonid .