Glifosato, un nuevo cancerígeno para humanos ámpliamente comercializado

pesticidas organofosforados
Pesticidas organofosforados, un peligro a la vuelta de la esquina

En marzo de 2015, hubo una reunieron en el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC) para evaluar la carcinogenicidad de algunos de los plaguicidas organofosforados existentes. Entro los plaguicidas evaluados se encuentran el tetraclorvinfós, paratión, malatión, diazinón, y el glifosato. Estas evaluaciones se han publicado en el volumen 112 de las monografías de la IARC.

La IARC clasifica a los compuestos químicos según su carcinogenicidad en 5 grupos.

Grupo 1: “carcinógeno para el ser humano” Hay pruebas suficientes que confirman que puede causar cáncer a los humanos. La lista se compone de 116 agentes.

Grupo 2A: “Probablemente carcinógeno para el ser humano” Hay pruebas suficientes de que puede causar cáncer a los humanos, pero actualmente no son concluyentes. La lista se compone de 73 agentes.

Grupo 2B: “Posiblemente carcinógeno para el ser humano” Hay algunas pruebas de que puede causar cáncer a los humanos pero de momento están lejos de ser concluyentes. La lista se compone de 287 agentes.

Grupo 3: “No puede ser clasificado respecto a su carcinogenicidad para el ser humano” Actualmente no hay ninguna prueba de que cause cáncer a los humanos. La lista se compone de 503 agentes.

Grupo 4: “Probablemente no carcinógeno para el ser humano” Hay pruebas suficientes de que no causa cáncer a los humanos. La lista se compone de 1 agentes.


La lista completa hasta la actualización 112 es la siguiente: enlace

Nuevos productos clasificados como cancerígenos (grupo 2B y 2A)

Los insecticidas tetraclorvinfós y paratión han sido clasificados como “posiblemente cancerígeno para los seres humanos” (Grupo 2B). El uso del paratión ha sido severamente restringido desde la década de 1980 (todos los usos autorizados se cancelaron en la Unión Europea y los EE.UU. en el año 2003) y el tetraclorvinfós está prohibido en la Unión Europea, aunque en EE.UU se sigue utilizando en animales, tanto en el ganado como en animales de compañía, incluso en collares antipulgas para mascotas.

El malatión y diazinón son dos insecticidas fueron clasificados como “probablemente cancerígeno para los seres humanos” (Grupo 2A).

El malatión se utiliza en la agricultura, en salud pública y para controlar insectos en las zonas residenciales. En todo el mundo se siguen utilizando grandes cantidades de este insecticida. El diazinón se ha aplicado en la agricultura y para el control de insectos de hogar y jardín. El volumen de producción ha sido relativamente bajo y ha decrecido desde 2006, debido a restricciones en EEUU y la UE.

Los dos, tanto el malatión como el diazinón producen un tipo de carcinomas, los llamados linfomas no Hodgkins, un tipo de cáncer que surge en los linfocitos, además de daños cromosómicos, en el ADN y disfunciones hormonales. También el malatión puede producir cáncer de próstata y el diazinón, cáncer de pulmón.

cancerígenos
Estructura química de los cuatro pesticidas cancerígenos

Mención aparte merece el glifosato debido a que es uno de los agroquímicos más utilizados a nivel mundial.

El Glifosato

glifosato
Estructura química del glifosato, análoga a un aminoácido, la glicina

El glifosato es un aminofosfonato y un análogo del aminoácido natural glicina. Su nombre deriva de la contracción entre glicina, –fosforo– y –ato (base conjugada de un ácido).

El glifosato (también conocido como N-fosfonometilglicina) es un herbicida de amplio espectro, desarrollado para eliminación de hierbas y de arbustos, en especial los perennes. Es absorbido por las hojas y no por las raíces y se puede aplicar a las hojas, inyectarse a troncos y tallos, o mediante aspersión en tocones como herbicida forestal.

El glifosato es el principio activo del herbicida Roundup (nombre comercial producido por Monsanto, cuya patente expiró en 2000). Monsanto patentó en algunos países el evento “40-3-2” en la soja transgénica, el cual confiere resistencia al glifosato. Aunque existen actualmente muchos otros tipos de cultivo resistentes al glifosato como maíz, algodón, canola, etc.

El glifosato mata las plantas debido a que suprime su capacidad de generar aminoácidos aromáticos (fenilalaninatirosina y triptófano), ya que inhibe la enzima 5-enolpiruvil-shiquimato-3-fosfato sintetasa (EPSPS). El shikimato (anión del ácido shikímico) se transforma en 5-enolpiruvilshikimato-3-fosfato, que es el precursor clave y común en la biosíntesis de todos los aminoácidos aromáticos.

Método de acción del glifosato como herbicida

La primera enzima implicada es shikimato quinasa, una enzima que cataliza la fosforilación dependiente de ATP de shikimato para formar shikimato-3-fosfato. El shikimato-3-fosfato se acopla a continuación con fosfoenol piruvato para dar 5-enolpiruvilshikimato-3-fosfato a través de la enzima 5-enolpiruvilshikimato-3-fosfato sintasa. Esta última enzima es la que el glifosato inhibe, lo que provoca que las plantas no puedan generar aminoácidos aromáticos y mueran.

shikimato

Además, la molécula 5-enolpiruvilshikimato-3-fosfato es un compuesto de partida de otros muchos compuestos, como ubiquinonas. quinolonas, acridonas, ácido fólico, alcaloides, taninos, flavonoides, lignina, etc…

La ruta del proceso bioquímico del shikimato no se encuentra en animales (los animales han de consumir en su dieta los aminoácidos esenciales que no pueden sintetizar), por lo que el glifosato no es tóxico para animales (como lo es para las plantas), pero estudios in vitro han demostrado que el glifosato afecta la producción de progesterona en células de mamíferos y puede aumentar la mortalidad de las células placentarias. Por lo que estos estudios permiten clasificar al glifosato como un disruptor endocrino, cuestión que está debatiéndose. Además hay pruebas convincentes de que el glifosato puede causar cáncer en animales de laboratorio y hay pruebas limitadas de carcinogenicidad en humanos (linfoma no Hodgkin). También, según investigaciones publicadas en la revista The Lancet Oncology, el glifosato “también causó daño del ADN y los cromosomas en las células humanas”.

Fuente de datos

Carcinogenicity of tetrachlorvinphos, parathion, malathion, diazinon, and glyphosate

IARC

Roundup inhibits steroidogenesis by disrupting steroidogenic acute regulatory (StAR) protein expression

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Dídac Forner Mateo
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH HISPANO S.L.U.
, que es la empresa que provee el servicio de alojamiento web a didacforner.net dentro de la UE. Puedes ver la política de privacidad de Radical libre  en: https://diacforner.net/politica-de-privacidad/
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.